La paloma urbana es una especie introducida en nuestro medio y es descendiente de especies europeas que viven en acantilados. Actualmente, se considera el ave más peligrosa del medio humano.

Las palomas pueden anidar fácilmente debajo de los techos, en estructuras de columnas y en paredes o agujeros en edificios, torres y otros lugares protegidos.

Usan cualquier material (desde sus propias heces, ramitas, alambres hasta el esqueleto de otras palomas muertas) para construir sus nidos.

Todos estos aspectos, sumados a un buen clima y recursos alimentarios ilimitados, les permitieron encontrar un hábitat adecuado para la supervivencia en la ciudad.

Pueden aparearse en cualquier momento, especialmente en ciudades donde tienen suficientes recursos para reproducirse durante todo el año.

Púas en acero inoxidable

[iheu_ultimate_oxi id=»23″]